jueves, 4 de diciembre de 2008

Medias

Creo que la media es la prenda de vestir más inteligente. Es que tiene una fama de sencillita, buena, inocente y hasta sexy (cuando las chicas se las ponen con solamente una camisa como acompañamiento). Pero en realidad son unas hijas de puta (las medias, no las chicas). Nos hacen creer que son copadas pero son de lo peor.
Fijate:
- se agujerean y te hacen pasar vergüenza en el momento menos pensado
- acumulan olor a pata como si fuese un tesoro y cuando vas a sacarte las zapatillas en la casa de tu novia, a pesar de haber pasado el momento de la transpiración, las medias sacan todo a relucir como si fuese un museo del tufo.
- cuando vas al baño a echarte un clorito en invierno, munido de medias pero sin nada más en los pies (no pudiste encontrar las pantuflas), hay un mínimo charquito de agua en el piso del baño, lo pisaste y la reventada de la media absorbe en un segundo y te hace cagar de frío y encima te obliga a ponerte un par nuevo.

En síntesis, par de turras, ¡las ojotas venceremos!¡las crocs terminaran con el reinado del mal! ¡Luche y se van!

2 comentarios:

Mariana dijo...

Noo! Que no se vayan! Por lo menos no del todo, porque es de puto usar zapatillas sin medias.

tornes dijo...

A las medias yo les tengo mucho respeto: son capaces de trasladarse a otra dimensión. En ese otro plano deben estar, cagándose de risa, todas aquellas medias que, como en "La Mosca", desaparecen en una carga y descarga de lavarropas, dejando a su compañera de par sola e inútil.