sábado, 23 de septiembre de 2006

Casos Reales

Mariela Literal se tomaba todo muy a pecho. Siempre derramaba los vasos en su escote.
Osvaldo Literal sabía que debía quemar esas calorías. No dudó en usar el soplete de su vecino.

Hay que cuidarse de los abecedarios. La mezcla puede ser mortal.

4 comentarios:

Carpe diem dijo...

Sí, hay que guardar la compostura. Ahora, yo me pregunto: ¿dónde la guardamos, en una caja fuerte o en un botiquín?

separadas al nacer dijo...

... Y Gustavo Luteral era el que casi hace videomatch.
Cosas que pasan...

Apátik

LimaMos Blog dijo...

Desde ya. La mezcla siempre puede ser mortal. Pero otras, se puede transformar en revitalizadora!

Ramiro dijo...

y cuidado con los acentos!!