miércoles, 20 de septiembre de 2006

Raro

Cuando voy a ver una película, trato de no saber nada al respecto. Solamente me hace falta saber -por ejemplo- que la dirige Oliver Stone o Lars Von Trier, y todo lo demas, lo evito.
Ejemplo malo: fui a ver una pochoclera con Uma Thurman y Meryl Streep. Uma va a la psicóloga (Streep) y le cuenta de su nuevo novio y blah. A la media hora uno se da cuenta de que el novio no es otro que el hijo de la psicóloga. Yo exclamé un "uh!" y -por lo visto- era el único que no sabía que la película se trataba de "una chica que se pone de novia con el hijo de su psi". En mi modesta opinión, a los demás les robaron media hora de película. Es como ver la repetición de un gol, sabiendo que va a entrar la pelota adentro del arco.

Toda esta intro para justificar que me sorprendí con una película que tenía todas las de perder. Yo solamente sabía que la dirigió Alejandro Agresti, el mismo que me fastidió con Valentín (¡ese nene no tiene 8 años! ¡por el amor de Dios!) y que la protagonizaban Keanu y Sandra, y que en el afiche mostraban sus caritas juntas, mirando al infinito, como buscando una justificación para semejante bodrio romántico anunciado.

Pero la vida te da sorpresas. Y como quiero dejarles la espina clavada para que la vean y no quiero arruinarles ni un minuto de película, no les voy a decir ni siquiera lo que el diario cuenta bajo la red de "no arruinar la trama". Porque la primera media hora de película con tu carita frunciéndo el ceño también es parte de la experiencia.

Ojito, está claro que no estamos hablando de Breaking The Waves o the Natural Born Killers. Tampoco de Pulp Fiction o de Eyes Wide Shut. No. Es pochoclera. Pero tiene lo suyo. De verdad. Paga los boletos.

Y cuando alguien la vea, la debatimos por mail, porque hay cosas que dialogar, aunque cueste creerlo.


4 comentarios:

cerebro magnético dijo...

La tenía en la mira.
Agresti no está entre mis directores argentinos favoritos, pero me alegra que haya conseguido filmar en ese nivel de producción. La voy a ir a ver (aunque Keanu como actor me parece de machimbre).
Gracias por la recomendación!

Luciana dijo...

Es de machimbre, pero qué lindo!! Ahhhhhh... (suspiro)

Ramiro dijo...

¿machimbre no se le decía a los que pateaban para el otro lado?

bah... no sé qué me meto yo.

Sabían que Keanu es Libanés?

FF dijo...

En esta no lo apoyo. Me disculpará pero... mmm... cómo lo digo...? Tiene buena fotografía.
Si quiere la seguimos por mail, pero espero ansiosa el estreno de "Perfume" (ese datito se lo agradezco) :)