lunes, 9 de octubre de 2006

Perfiles

Nunca fui tan consuetudinario ni tan predecible ni tan estable ni tan consistente como para llegar a un (mismo) bar reiteradas veces y poder pedir "lo de siempre".


Pero en algo sí soy constante: en desear poder hacerlo.

8 comentarios:

Lis dijo...

los ritos por alguna razón misteriosa no van conmigo, desearía poder, así tal vez podría tener religión o partido o algo..que no me haga renunciar a ser quien soy..(tal vez ahí está el problem!)

desdichada dijo...

yo: ni tan solvente.
si es por $$, pasá por casa que hay pizza libre!

Ary dijo...

yo tampoco, o creo que si, hace muchos años, pero ya no me acuerdo.

Carpe diem dijo...

“Del dicho al hecho hay un gran trecho”.

A mí me gustaría ir siempre al mismo bar y cada día pedir algo distinto durante 1 mes al menos, para luego, entonces sí, decirle al pobre mozo: “lo de siempre”. ¿Qué me traería?

Mariposa}:{Mística dijo...

jajajajaja, mortal, a mi me gusta cuando el mozo me ve y me dice, americano solo?
mmmm
sí, soy predecible, soy ritual, soy repetitiva, soy reiterada y soy aburrida.



Oops

Gasper dijo...

Bueno, supongo que es mejor pedir "lo de siempre" que "para siempre".

Y en el caso de una cerveza es lindo entrar acalorado y sediento al bar y casi antes de sentarte que el mozo te la traiga en el interior de la jarra helada.
En cambio si pido una cerveza "para siempre" en algún momento perdería su frialdad y hasta quizás yo las ganas de tomarla.

Noooo, sacrilegio nooooooo!!!!

cerebro magnético dijo...

Qué feo momento ocurriría si uno quiere impresionar a alguien pidiendo "lo de siempre" y el mozo replica: "no tengo idea de lo que quiere, su cara es para mí la de nadie".

Ramiro dijo...

lis: ser vos todos los días es un rito.

desdichada: pizza libre everyday?

ary: los años no vienen solos

Carpe: te traer=ia la cuenta

mariposa: algún día tirá la casa por la ventana y pedile un americano acompañado!

gasper: lo tuyo es casi exagerado! cuidado con la rutina!

cerebro: ahí habría que responder rápido "ah, disculpá, pensé que eras el mozo de ayer. Es que los mozos tienen siempre la misma cara!"