miércoles, 8 de noviembre de 2006

Años al Pedo

Como decía Kundera (creo que era Tomás en La Insoportable), es una lástima que no tengamos dos vidas: una para aprender todo lo que hay que saber y otra para vivir según esas enseñanzas que nos brinda la experiencia (palabra más, palabra menos).
Es cierto que a medida que pasa el tiempo vamos cayendo una tras otra en las trampas de la vida.
Te cagan con la pintura del comedor hasta que sabés qué tendrías que haber pedido. Te cagan en el taller mecánico cuando te "obligan" a cambiar el embriague "aprovechando que ya te desarmé la caja de cambios". Te cagan en la AFJP. Te cagás vos mismo volviendo una vez tras otra sobre tus errores (somos testarudos a veces).
Para cuando te volvés viejito, te las sabés todas. Pero la lástima es que no las podés aplicar porque las oportunidades se agotaron. Si tuvieses que cortejar a alguna novia, si tuvieses que elegir barrio para comprar el depto, si tuvieses que comprar un saco de cuero, etc etc, sabrías exactamente qué hacer. Pero... lo único que podés decidir a esa edad es si tomás vitina o cabellos de ángel.
Y están los consejos. Esos que podés dar para que al menos alguien pueda hacer uso de toda esa experiencia.
"Esos viejitos capos que se las saben todas".
Pero vivimos en tiempos en que las cosas son muy efímeras. Me hubiese gustado ponerle acento a muy. ¡Qué tanto! ¡Se lo pongo! Las cosas son múy efímeras. Y cuando llegás a viejo muchos de los consejos ya pasaron su fecha de vencimiento y valen menos que un empate de local.
"La Commodore 64 es mucho mejor que la Spectrum", "El motor del Fitito recalienta. En vez de poner el palito y andar con la tapa abierta, lo que tenés que hacer es dar vuelta el ventilador", "Los Televisores Aurora Grundig son buenísimos", "Hay una opción que tenés que desmarcar para que el modem no haga ruidito cuando disca", "Los celulares de tipo ladrillo contaminan".
Hay que hacerse especialista en la vida misma para asegurarse un futuro más digno.

11 comentarios:

Absurda dijo...

¿Puede ser que Kundera también escribió en 'La vida está en otra parte' algo así como que la vida se vive en borrador? A lo mejor se me confunde todo y me estoy refiriendo a lo mismo que vos decís en el post.

Lucy in the Sky dijo...

Ahora, yo tengo una pregunta: ¿no sería muy previsible ir por la vida sabiendo absolutamente todas las respuestas?

Principito dijo...

Sí, señor. La vorágine del progreso es la que nos ha llevado a no valorar a los viejitos.

ARy dijo...

Pom pom pom pom popo pom popo pom po po
¿Qué canción de los beatles es?

Creo que Kundera... no sé, pero en una vida las cosas no resueltas se vuelven a repetir y repetir y repetir, asi que tenés muchas oportunidades para ver si aprendiste la lección.

Absurda dijo...

when I'm 64

Ramiro dijo...

AyE: puede ser que Kundera haya escrito La insoportable en una vida y -una vez aprendidas las lecciones- lo haya escrito en su segunda reencarnación de nuevo, con el título de "la vida está en otra parte", lo que explicaría su deseo de saber dónde carajo está su libro!

LYTS: es un buen punto. Podría ser más divertido tener las respuestas a las preguntas de los demás y dárselas de sabio. O tener las respuestas a la lotería, lo que lo haría bastante poco aburrido, no?

Ary: la definición de vida incluye el tiempo que llevamos en este planeta realizando las cosas de una misma manera. Necesitamos imperiosamente una segunda para cambiar. La gente no cambia, disimula.

Ramiro dijo...

principito:
lo esencial es invisible a los viejitos? o es al revés? Ilumínenos principito!

Carpe diem dijo...

All together now!!! (le digo a Ary... y a todos los que quieran, claro)

Coincido con Ary, creo que existen momentos en los que la experiencia nos rinde FINALMENTE sus valiosos frutos, y también está en nosotros el poder de deducción, se trata de estar atentos. Asimismo, podemos para el caso hablar de los Karmas y las cuestiones que uno va solucionando ‘vida a vida’. De todas formas, también coincido con vos (y/o no), Ramiro, aunque lo imprevisible existe (también en las segundas vidas) y ‘no hay tu tía’ por muchos años que tengas encima.

En fin, parece un discurso oratorio para estar bien con Dios y con el Diablo lo mío. ¿Quién es Dios y quién el Diablo?, eso decídanlo ustedes, yo me voy a jugar al ajedrez con el viejito de la plaza.

Saludos!

C.

Gasper dijo...

Es por eso que se dice que la vida es una gran escuela.
(lástima el viaje de egresados)

Saludos sin machete...

P.D.: (y espero coincidas con que la Coleco Visión era mucho mejor que la Atari)

Ramiro dijo...

Carpe, apuesto a que te dejaste ganar ;)

gasper: ratearse sería suicidarse?

Principito dijo...

Creo que es "Los viejitos ya no ven un pomo".