martes, 26 de diciembre de 2006

No Me Rindo

Cuando uno dice...

"Mónica vivía en una ciudad tan tranquila que daba envidia"

(bueno, no es que uno lo diga muy seguido, pero cuando le toca le toca)

...no queda claro si era Mónica la que vivía tan tranquila o era la ciudad la que lo era.

Y después me vienen a decir que tenemos un idioma rico. ¿Acaso alguno lo probó?

10 comentarios:

Lucy in the Sky dijo...

Tenemos un idioma rico en ambigüedades y juegos de palabras. ¿Qué más se puede pedir?

Absurda dijo...

Uh, qué placer. Lástima que no tengo manera de hacer un análisis sintáctico con rayitas. Pero intento:

Se desambigua en el análisis

Mónica vivía (en una ciudad tan tranquila=circ. de lugar) que daba envidia. >> En donde 'tan tranquila' es el modificador de ciudad

Mónica vivía (en una ciudad=circ. de lugar) (tan tranquila=circ. de modo) que daba envidia.


Te tiro otra:

María me devolvió el vestido negro. (¿el vestido color negro, o el vestido sin lavar, la muy sucia?)

Rambo dijo...

No es lo mismo "un metro de encaje negro" que... ah, no... eso no tiene nada que ver

Lis dijo...

idioma rico mmmm

si!! definitivamente me gusta...

Fodor Lobson dijo...

En realidad, Mónica vivía en una ciudad tan aburrida que daba pena.
Mmmmm creo que el resultado es el mismo.
Mónica, ¡mudate de una vez y dejá de joder!

Ramiro dijo...

Lucy: un diccionario de confusiones

AYE: vos seguí tirando que acá atajamos todas.

Rambo: vos sabrás... :)

lis: convidá che!

Fodor: Y si vive en Santa Mónica, ¿ayuda en algo?

Absurda dijo...

Me devolvió (el vestido negro=OD) en donde 'negro' es modificador directo de vestido.

Me devolvió (el vestido=OD) (negro= Predicativo objetivo) en donde negro modifica a vestido y a devolvió.

en el primer caso, negro es una característica de vestido (negro y no rojo)// en el segundo caso, negro es el modo en que se encontraba tal devolución (una mugre)

PD: Sí, habemus freaks que disfrutamos con estas cosas. Gracias, Ramiro.

Carpe diem dijo...

Absurda me está ahorrando todo el trabajo académico, lo cual es un placer, necesito vacaciones. Gracias, Absurda!

Sí, que vivan las anfibologías, que con algo nos tenemos que divertir!!!

Les dejo otra, una para Freud: “El padre quiere al hijo porque es bueno”.

Absurda dijo...

carpe, acá me mataste. Tendría que hacer arbolitos de Chomsky y no me dan el cerebro ni el formato del comment.

Algo como las dos oraciones:

El padre quiere al hijo
El hijo es bueno

o

El padre quiere al hijo
El padre es bueno

y las combinaciones correspondientes.

Fodor Lobson dijo...

Mmmm Sr. Diem, me parece que el padre ese es una bosta, porque:
- si quiere al hijo porque el hijo es bueno, entonces el padre es un cómodo, claro así cualquiera.
- si quiere al hijo, porque es él (el padre) el que es bueno, entonces qué pasaría si el padre fuera normal, ni bueno, ni malo, ¿dejaría de querer al hijo?
Lo dicho, una bosta de padre.