martes, 13 de marzo de 2007

Temores Hogareños

¡Vamos, confesá! No me digas que si estás desayunando y te ponés a mirar la etiqueta de la mermelada, y ves que la fecha de elaboración fue en mayo de 2004 y la de vencimiento es en diez días, no te vas a poner un poco nerviosito. ¡No me lo digas!

6 comentarios:

Absurda dijo...

Yo soy temeraria, Ramiro, consumo alimentos y medicamentos vencidos. (Le doy changüí a la fecha exacta. No puede VENCER justo ese día)

¿...? dijo...

Está bien, no se lo digo.

Carpe dijo...

Particularmente, me daría más cosita si veo que lo que acabo de ingerir YA venció... ahí sí me cacha el miedito y hasta soy capaz de sentirme mal sólo por hacerme la película... pero como dice Absurda, no va a vencer JUSTO ese día (creo, espero, en fin).

Gasper dijo...

Persevera y vencerás!!!

Peor sería que la fecha de elaboración haya sido hace diez días, pero por alguna extraña razón haya vencido en mayo de 2004.

Sip, ya sé que no tiene mucha lógica, pero... ¡¡¡No va a vencer justo ese día!!!

cerebro magnético dijo...

Depende si el producto lo compraste en el barrio chino, allí manejan otra numeración.

Ramiro dijo...

Tienen todos razón: no puede vencer "JUSTO" ese día... ¡¡¡VENCE ANTES!!!



Esa mermelada se fabrica en la calle "Juan Vence Justo".


Pero no se hagan problema: unidos venceremos.