viernes, 21 de septiembre de 2007

Soda Sin Gas

Por el título ya se imaginan lo que piensa Ramiro del regreso de Soda Stereo.
Para no aburrir con un texto largo, hagámoslo al estilo de Página12, con las Claves de lo visto ayer en la conferencia de prensa + recital.

1) Todos sabemos que el que evolucionó y creó musicalmente desde que se separaron fue Cerati. A pesar de ser un fan de Plum, creo que Alberti no hizo más que un par de fallidos intentos de hacer música (yeyeye y mole, malísimos los dos) y Zeta se dedicó a la producción y, bueno, acepten que no es Santaolalla. Resumiendo: Soda es Cerati. Si le cambian el baterista y el bajista por dos pibes de 20 años, nadie se da cuenta. Vamos, que Alberti no es Ian Paice ni el Bonzo! Y Zeta no es...¿Sting?

2) La banda que alguna vez supo tener raros peinados nuevos (que en realidad eran viejos peinados punks, hechos por peinadores fashion), hoy andan así:
  • Alberti con un amarillo de viejo que no acepta sus cuarentipico.
  • Zeta que dignamente optó por un sombrero para ocultar lo que no hay
  • Cerati ¡con una virulana inaceptable!
Ya ni los pelos les quedan para impresionar.

3) No se sabe si -a pesar de todo- Soda debiera telonear a Police, o viceversa. Ramiro no se decide cuál de los dos regresos le hace peor.

4) Viendo el público que coreaba en la conferencia de prensa, Ramiro ve gente adulta como él, que rememora tiempos de su adolescencia con canciones de cuando todavía no tenían canas (o de cuando todavía tenían pelo en algunos casos). Escuchar a Cerati cantar cancioncitas como Sobredosis de TV, después de haberlo escuchado en sus discos solistas durante tantos años de evolución es como que Ramiro se ponga a cantar "El Elefante Trompita". Sencillamente fuera de tiempo. No pega. Es una caricatura.

La conclusión -no, no me salieron claves breves- es que no deberían jugar con nuestra memoria y dejar que recordemos lo que fuimos tal y como fuimos: hermosos y felices, allá lejos y hace tiempo. Sin preocupaciones ni dolores de cabeza ni miedos por el futuro del mundo ni de nada. No arruinen el pasado. Quédense en el futuro, que les queda mejor.

4 comentarios:

Fodor Lobson dijo...

A mí denme una Coca Cola Dolby Surround y déjense de joder (cuack)

Psicodélica star dijo...

Ramiro, me pasó algo muy extraño.

Obviamente tengo mi entrada para verlos en noviembre. La compré entusiasmadísima, me imaginaba cantando como loca todas las canciones, rememorando épocas, etc.

La conferencia de ayer fue todo un despropósito y cada vez, aunque lo reniegue y lo niegue, tengo menos emoción (seguramente un par de días antes del recital vuelva a estar tan emocionada como antes).

Coincido totalmente en que a veces es mejor no arruinar el pasado y creo que cada vez tengo más gusto a eso.

(esperá el comentario de Carpe que opina exactamente igual que vos)

Ramiro dijo...

bueno, el entusiasmo tiene que amortizar la compra de la entrada, no?

Carpe diem dijo...

Acá llegué, y tal como anticipó Psicodélica, opino como vos, Ramiro... y toda esta cosa de Soda Stereo me da un poquito de comezón, trasunta hipocresía.
¿Quieren juntar un pilón de morlacos? Pues bien, toquen y dejen de lado el circo y las mentiras.
No sacaron ningún disco nuevo, ergo, no van a hacer más que tocar sus viejos éxitos y eso convierte a lo que fue su supuesta “despedida” (admito que allí estuve, junto a otra manga de ingenuos) en una tramoya marketinera al igual que su “regreso”.
¿Por qué no hicieron como los Bee Gees (por dar algún ejemplo)? Si ya tenían sus hits clásicos, ¿por qué no salir a tocarlos cuando se les diera la gana/necesidad sin hacer tanta parafernalia decadente?