miércoles, 31 de octubre de 2007

Justicia Ginecológica

Es un clásico ya que el hombre esté celoso -por decirlo de alguna manera- del ginecólogo de su pareja.
Es cierto que las mujeres se desviven en decir que puaj y que no se disfruta y que dejate de decir pavadas. Pero también es cierto que nunca escuchamos que dicen "mi ginecólogA". Y cuando se les pregunta por qué no van de una mujer dicen que porque son muy brutas. Eso tiene dos interpretaciones:

1) es mentira: la ginecóloga también tiene una y debería saber cómo tratarla, ¿no?
2) si la ginecóloga es bruta, eso implica que el ginecólogo es delicado, y de ahí al goce, un paso.

Cualquiera de las interpretaciones, no garpan los postres.

Por eso Ramiro trae la solución.

Visto y considerando que el Otorrinolaringólogo, además de ser el doctor con profesión más larga, también se ocupa de oído, nariz y garganta, hay quien dice que lo hace porque aumenta su salida laboral cual maxikiosco. Hay quien dice que es por proximidad geográfica.
En todo caso, el ginecólogo solo se ocupa de una cosa. Tiene la idea fija.

Propongo (¿exijo?) que a partir de hoy los ginecólogos sean también urólogos y proctólogos.
Algo así se denominaría "Conchipijoculólogo", y sería una de cal y una de arena (o dos de arena para ser más exactos) y por cada esposa de uno que ande toqueteando, tendrá que toquetear los fondos traseros del camionero amigo que lo consulta por sus hemorroides luego de un largo viaje en Scania desde Santa Cruz.

Esperando que se haga ley, saluda atentamente,

Ramiro, el justiciero.

10 comentarios:

Fodor Lobson dijo...

Guarde con los supuestos castigos... vamos a ver si el conchipijoculólogo no termina disfrutando también con la proctología del camionero....

Pumpkins dijo...

mm puede ser..

eso si preguntale a una chica de 16 a 23 y te contesta seguro, yo voy a una ginecologa.

dsp eso si mas adelante agarran al primero q venga en la obra social.

Lapuerta dijo...

Perdón, pero la laringología y la ginecología, en algún lugar, coinciden.

Ramiro dijo...

creo que lapuerta dio en el picaporte con su observación.

Mechas dijo...

Por supuesto que las ginecólogas en su gran mayoría son brutas, he probado con muchas, porque me negaba ir a uno del sexo opuesto y noté que son much´ñisimo más cuidadosos. Es que ponen realmente pasión y amor en su trabajo :)
(deberías agradecerle a los ginecólogos)

Lapuerta dijo...

Piénselo, Ramiro:
Si un ginecólogo se dispone a atender a su hermana, ¿a dónde va?

Ramiro dijo...

¿y los veterinarios ginecólogos? Esos que atienden a las loras, a las vacas...

Lapuerta dijo...

Sumando a los proctólogos, ya no quedan orificios desatendidos, creo.

Lalu dijo...

Debería ir más al ginecólogo.

Alejo dijo...

lo apoyo 100%