lunes, 31 de diciembre de 2007

Fin de Año

Cuando uno piensa en fin de año, inmediatamente hace balances, se plantea objetivos para el que sigue, y también le desea a los queridos lo mejor que se le ocurre. O al menos lo que se le ocurre ("que te pise un camión" también suele ser una opción).

Pero si mi deseo hacia ustedes es, por ejemplo, que se les cumplan todos sus deseos, se tiene que cumplir primero el mío para que los de ustedes se hagan realidad. Y eso, digamos, es confiar demasiado en que el de arriba va a darnos dos de los tres deseos de la lámpara mágica.

Entonces les deseo algo más fácil, modesto, pero asequible.

Les deseo que el 2007 pueda quedar en el recuerdo de todos ustedes como un año lindo. Que puedan tener una memoria lo suficientemente selectiva como para atesorar los lindos momentos que seguramente tuvieron en 2007, y que los malos momentos se borroneen lo suficiente como para que no representen a 2007 cada vez que se acuerden de él, sin desaparecer del todo, de manera que al menos nos dejen la enseñanza que todo momento feo tiene en la vida. Para no volver a caer en errores, para aprender de ellos, para crecer, y para que en lo sucesivo uno pueda ser más inteligente e ir eligiendo los caminos que nos lleven por los momentos de mayor felicidad.

Y de últimas, de yapa, les deseo que hayan podido entender lo que quise decir en este pedazo de párrafo emocionado.

4 comentarios:

Carpe diem dijo...

Gracias, Ramiro... ¡y lo mismo para vos, che!

Hasta el año que viene :-)

¡Salú!

Carpe diem

Mariana dijo...

Buen año Ramiro !!!
Salud y euros!

Cachito dijo...

Sorry, pero para mí el recuerdo del 2007 va a estar para siempre asociado a un momento terrible: el día que ARP pasó a ser Premium...una pesadilla que nunca podré olvidar.
Salud a todos, gente linda!!!

Mariana dijo...

Felicidades, nene. Que la pases lindo.