viernes, 11 de enero de 2008

Hay Gente Buena En El Mundo

Presté atención que varios autos andan por la calle con un precinto de esos de plástico en las tasas de las ruedas.
Instintivamente me imaginé que estaban cansados de que se las roben. Pero enseguida me sonreí ante su inocencia ya que si alguien viene a robar una tasa, munido casi con seguridad de un destornillador para hacer palanca, no creo que el precinto de plástico sea un obstáculo tan difícil de sortear.
Pero al tiempo, como sonriéndome en la cara al grito de "el gil sos vos" un pensamiento me atacó (me dejó varios rasguños, no se rian) iluminando mi cerebrito: esos precintos están destinados a que las tasas no se suelten mientras andan entre los baches y cunetas, evitando que salgan despedidas como fresbees asesinos que puedan eventualmente cortar el pescuezo a algún desprevenido transeúnte.
Entonces unas nubes grises se corrieron y sonó una música celestial en el ambiente. Pensé que se trataba del día de la salvación del Universo pero girando mi cabeza me di cuenta de que era la presentación de Los Simpsons que empezaba en la tele.
Igualmente me sentí bien ante ese pedacito de consideración de la gente que todavía cree en hacer el bien sin mirar a quién.
Bravo por ellos. Bravo por Fernando.

6 comentarios:

Fodor Lobson dijo...

La cadena de deducciones y contradeducciones que pasó por mi mente cuando observé lo mismo que ud., los precintos en los -discúlpeme la gallegada- tapacubos, fue la misma que la suya (para que no se los roben-pero si igual se los van a robar-para que no salgan despedidos en los baches. Bueno, hasta ahí nomás, porque lo de la filantropía salvacabezas a mi no se me ocurrió, yo creía que sólo querían evitar perderlos... Debe ser su lucha personal con la Parca, la que lo iluminó a ud.

Mechas dijo...

Poniéndole un poco de dramatismo a la cosa, una vez sucedió. Voló una y mató a una chica. Bien por los que tienen esas precauciones

Lapuerta dijo...

Es muy romántica su postura de creer en el ser humano, pero no impide que, al momento de cambiar una cubierta pinchada un día de lluvia y sin alicate a mano, salgan de nuestra boca los más soeces improperios.

yamilmatias dijo...

jaja que considerados!!

mira vos...
el tema es que tenga varios puntos de sujeción... porque si es uno solo imagínate el desastre que puede hacer.. si se suelta la taza y empieza a revolotear alado de la rueda... jaja

saludos

Mariana dijo...

La mitad los pone para que no se le pierdan si se salen. Lamento arruinar su Mundo Feliz.
(Y no lo tuteo porque parece que por acá no se usa...)

Alejo dijo...

yo tengo precintos en las dos tasas que me quedan, y a ninguna de las otras dos las perdí en baches :(

saludos