viernes, 29 de febrero de 2008

LOCURA

Hay días en los que uno no soporta más; que el mundo y sus rígidas leyes impuestas no hace más que asfixiarnos; días en los que la rigidez de lo que se puede y lo que no nos hacen sentir que si no hacemos algo, todo puede explotarnos por dentro. Esos días en los que las consecuencias no nos asustan ni pueden detenernos por más terribles que puedan habernos parecido en otro momento.
Días en los que la bestia se apodera de nuestros moderados hábitos y se descontrola hasta el límite.
Hoy es uno de esos días. Y cuando llegué a casa me saqué las zapatillas; sin desatar los cordones primero.

3 comentarios:

Mechas dijo...

Esos días hay que aprovecharlos, porque no vienen muy seguido :)

ytsuG dijo...

estas totalmente descontrolado!!!

(buen fin de semana)

tornes dijo...

¡Usted es un temerario!
Ahora, el desafío máximo: colocárselas en las mismas condiciones.