miércoles, 12 de marzo de 2008

Primos de Lengua

Ahora ahorra.
Qué caro el carro.
Come pera la perra.
¡Pero qué perro!
Cerró el cero.
Apagó el porro en el poro.
Se torra con la torá.
El cura curra.
Yo corro al coro.

7 comentarios:

Carpe diem dijo...

¿Valen los aros de arroz?

¿Y si pongo una vara en la barra?

En fin, me hiciste recordar aquella época en que perdí mis erres. ¡Qué hoo! Po suete es un peíodo supeado...

¡Mieda! Amio, socoo, socoo, me obaon las ees ota vez.

Fodor Lobson dijo...

la cara de la Carrá
él mira la mirra
Ese del foro es un forro
qué fiero es Fierro!

Lucy in the Sky dijo...

los aromas camino a Roma? vale?

Anduve medio perdida y ahora q vuelvo a este espacio veo cuánto me estaba perdiendo. Tus ocurrencias son desopilantes, como siempre. Besos.

Ramiro dijo...

Fodor y Carpe: ¡la carne es débil eh!

jajaja sabía que no se iban a poder resistir.


Lucy, sepa que se la extrañó por estos lares. Pero tenga cuidado la próxima vez porque cuando a uno se lo extraña mucho se convierte en un extraño.

tornes dijo...

En cuestiones de lenguaje, usted es más que un erudito, Ramiro. Un erudo, diría.

microcosmos dijo...

y vale si preparo mates los martes?
o si oculto mi culto?
tarde arde Troya.
ningún pollo en el Polo.
qué río más frío!
no es trampa una rampa (sólo una inclinación peligrosa).
¿acaso me caso?

microcosmos dijo...

viajo del mar a la villa... qué maravilla! (ah, nada que ver?)