jueves, 22 de mayo de 2008

Fenómeno

Usemos números redondos para que no nos perdamos en las cuentas.
Supongamos que cada vez que uno va a hacer pis, expele una cantidad de un litro.
Supongamos que uno en forma periódica realiza dicha actividad a espacios de 5 horas.
Supongamos también que no tomamos nada distinto al día de ayer ni al de mañana (para que nadie me diga "eh, pero el té es diurético".
Supongamos -mientras nadie me lo impida, seguiré suponiendo- que fuimos a evacuar la lluvia dorada a las 10 AM.
Una rápida cuenta nos dice que a las 15 nuestro litro estará al pie del cañón, casi literalmente.

Ahora imaginemos que a las 14:30 empezamos una reunión de trabajo que no puede ser interrumpida por nada del mundo so riesgo de explosión nuclear. O peor.

Son las 15:00 y nuestro cuerpo pide lo que le corresponde.
Pero no podemos salir.
Entonces aguantamos.
Son las 15:10. Aguantamos.
Son las 15:20. Abdomen de piedra.
15:30 y ya casi no podemos más.
Son las 15:45 y finalmente el empresario finlandés firmó ese maldito contrato al cual casi estábamos dispuestos a agregar a nuestra hermana como extra con tal de convencerlo y que finiquite.
Damos la mano apurados y vamos al baño (no todos juntos, no se amontonen).
Si la matemática de Adrián Paenza no ha mentido, tendremos no ya un litro para evacuar sino "un poco más".(pst: 1.15 litros)

Pero aquí comienza el misterio, y el cuerpo humano si tuviese una boca propia (y no esa que tenemos en la cara, que le hemos expropiado a la fuerza) diría "ahora por hacerme estrujar la vejiga, me voy a vengar".

Entonces estamos ahí parados, y sale un litro, y sigue un poco más. Y más. Y más. ¡Y más!
Si no les diese tanto asco y lo midiesen, verían (y olerían casi seguro) que no es ni más ni menos que ¡el doble!
Dos litros enteros que dan cuenta de un retraso de apenas 45 minutos, y que llevaron a la acumulación de orina equivalente a 5 horas.

Si no me creen, es porque son unos descreídos.
Pero antes de quejarse piensen si pasase lo mismo con el "número 2".
La Naturaleza aprieta, pero no ahorca.

3 comentarios:

DD. dijo...

Tengo un comentario RE inteligente para hacer... pero me estoy meando.

Voy al baño y vuelvo.

Libelula de Acero dijo...

Yo soy revirada y festejo este post que es el 505 que es mucho mas lindo que el de abajo.
Y no tiene culos-competencia tampoco.
¡Albricias!

En cuanto al post, ¿ha de ser que los nervios son diuréticos? o tanto hablar de finlandia dió frío y motivó la liberación de líquidos que a causa del traje, fueron a parar a la uretra?
O por ahí cuando se va con ganas, parece mas.


No?

tornes dijo...

Esto es orina de otro costal.