martes, 13 de enero de 2015

Lo que mata es la incerteza

El otro día me contaba un amigo que su esposa se va de viaje en el medio de las conversaciones o te empieza una pregunta nueva cuando le estás todavía contestando la anterior.
Dejen de inventar patologías con nombre interesante como "disfunción de la concentración" y cosas así.
Lo que mata es la incerteza.
Cuando un chico te pregunta "papi, como vuelan los aviones?" Y vos arrancás "bueno, las alas tienen esa forma que es redonda en la parte de adelante..." y tu pibe ya está en otra. Al rato viene y te dice "papi, si nos mudamos un día, como vamos a llevarnos la biblioteca?" y empezás "lo que hacemos es sacar los libros y ponerlos en cajas, después con una sierra chiquita..." y se fue a jugar a la pelota.
Lo que el chico busca es calmar su angustia, sabiendo que EXISTE una respuesta. Que alguien (en este caso vos) la tiene. Eso que le da temor o curiosidad, está bajo "nuestro dominio",
He descubierto que somos todos así, en diferentes rubros.

Un chabón se va de la empresa y no quiere decir a qué empresa se va a trabajar. Pasa una semana de su partida y estás como loco de intriga y le preguntás a su mejor amigo, que no quiere decir porque el otro no lo autorizó. Y te carcome la duda. Pero en realidad, te importa un carajo. Cuando te lo dicen: "Scitex", decís "ah".

Hay un tipo que tiene pinta de gay. Se viste como gay, se mueve como gay. Sabés a qué me refiero. Pero claro, nunca lo viste agarrado a la manija de la puerta, if you know what I mean. Y no vas a parar hasta que un vecino te diga "siiii a mí me contó. Es gay". Y ahí te relajás y dejás de hacer investigaciones.

El portero del edificio mató a Angeles Rawson. Todo el mundo en vilo tratando de que el tipo confiese. Las tapas de todos los diarios. Qué dijo que si, pero después que no. Que esto que lo otro. Una vez que lo dijo, no solo le importó un carajo a todos sino que encima preguntale a alguien si sabe cuantos años le dieron. Justicia? A quién le importa.

Lo importante es calmar la incerteza. Esas obsesiones, esos malos tragos, esas noches desvelado, totalmente Alrepedo.

Una vez que calmás la incerteza, te tomás un agarompol, y realmente, te chupa todo un huevo.


1 comentario:

Juan Lucas Pezzino dijo...

estoy en la duda ! que certeza y que bien lo suyo Josi!