viernes, 6 de febrero de 2015

Ingeniero Industrial Pelotudo!

Cuando uno va al super, no necesariamente tiene que saber leer. Hay cosas que en el mundo entero tienen una convención de colores y formas.
Todos los polvos de sopa vienen en envases prismáticos.
Todos las mostazas en envases amarillos y pequeños.
El ketchup en rojos y grandotes.
Los ejemplos siguen.
Hete aquí que un ingeniero industrial israelí del orto, recibido por correspondencia, no tuvo mejor idea que hacer el envase del vinagre, en vez de la clásica forma cónica, como un clon del envase de aceite.
Claro que si el aceite y el vinagre fuesen de diferente color, este post no existiría.
Claro que si el aceite y el vinagre no se guardasen en la misma alacena, este post no existiría.
Pero como nada de eso ocurre, entonces yo, una pobre víctima, empezó a ver como una milanesa, casi como si fuese un ternerito sufriendo de verdad, empezó a gritar ¡animal!¡sos un animal!¡el animal sos vos!¡como me vas a freír en vinagre!
Claro, la pobre, acostumbrada a la apacible muerte lenta pero elegante del aceite de canola, que la deja doradita y crocantita, como dice la propaganda, se estaba decolorando y despellejando sin poder decir ni mu. Pero lo dijo. Y ahí me di cuenta. También porque el vinagre al calentarse emitió unos poderosos gases que destaparon PARA SIEMPRE mis fosas nasales. Creo que hasta me hicieron un segundo agujero en cada lado de mi nariz. Mirá lo que te digo.
Bueno, hasta aquí llega mi historia, que está destinada a alertarlos, queridos inocentes consumidores.
No sea cosa que uno de estos días a alguien se le ocurra fabricar papel de lija en el clásico color caoba de los enemas, o que otro tonto fabrique pepinos en vinagre en envases blancos y rojos como los de Kotex.




9 comentarios:

חני וינר dijo...

me hiciste reir Josi , asi surguen los grandes descubrimientos , quien te dice...

Jonathan dijo...

Que bol... eso te pasa por cocinar y mandar wazapis por el celular...

Unknown dijo...

Buenésssssemo, maestro.

A mí lo que confunde es el hecho de que la pasta dentífrica y la pomada antihemorroidal vengan ambas en el mismo tipo de pomito blanco.

tornes dijo...

Pero ¿las probaste? En una de ésas lograste un plato que revolucione la gastronomía mundial...

Josi dijo...

las freí en aceite y me las comí.
Obvio!

Eso sí, hizo un ruido terrible(?) y yo todavía veo ovejas violetas voladoras por el efecto de los gases evaporados del vinagre!

Rodro dijo...

Me parece que el título debería referirse al ingeniero electrónico.
Free tip: usar parguiot en vez de pechuga de pollo para las milanesas de pollo. Mejor aun si son a la napolitana. Es para llenarse de guita... (Es mas, me parece que las supremas de pollo en tierra K estan hechas exactamente con esa parte)

Maro dijo...

Pero vos sí sabes leer hebreo...

Josi dijo...

Rodro, Maro, no se pasen de listos porque la próxima los invito a comer a casa.

אלפרדו נומייסקי dijo...

Toda tu teoria es muy interesante, pero tambien cuando uno compra hay que saber leer...