martes, 12 de septiembre de 2006

Efectos Especiales

Venía escuchando música en el auto. Un disco de un blusero viejo llamado Eddie Taylor (¡Impresionante!). Parece (por lo que acabo de leer) que solía tocar junto con Jimmmy Reed, que era otro blusero, que además de la guitarra, tocaba la armónica.
Lástima que están los dos en el más allá, sino les podría contar que casi me hacen chocar cuando la armónica en la canción "Don't Knock at my Door" me hizo pensar que alguien me tocaba bocina desde atrás.
Adrenalina extra. Y eso que es de 1955.


3 comentarios:

Carpe diem dijo...

Siempre lo dije: cuidado con los grandes músicos del más allá, son como las sirenas de Odiseo.
¡Qué bueno, ahora ya se pueden dejar comentarios que quizás nada tengan que ver con el post! Iupiii
Un saludo.
CD

Ary dijo...

Sí, Piazzola también.

Ramiro dijo...

yo de repenté escuché dos o tres BUM y pensé que estaban tirando... pero eran los primeros comentarios que empezaron a llegar.

we're jamming.