viernes, 6 de octubre de 2006

Tecnicismos

14 de Julio.
Ciudad de Permucomios -de nuestro corresponsal-.
Campeonato Mundial de Pesca.
Julius Setirulopolus y Milan Tronicovic se miran en el muelle echando chispas. El nivel de habilidad y de conocimientos es tan reñido que ya casi es imposible predecir el ganador entre ellos dos.
Saben que el título quedará para quién lleve la red más grande.
Pero en la semifinal aparece el modesto Juan Rimoletti. Y se lleva el trofeo.
Trajo la interné.

7 comentarios:

Ary dijo...

Pero en la interné los agujeros son tan grandes que los pescaus se salen volando.

Ramiro dijo...

únicamente el pez volador saldrá volando...

Carpe diem dijo...

Más vale pez volador volando que......
Uh, no, ya ni un chiste estúpido se me ocurre. Espero que el fin de semana regenere mis neuronas, estoy en franca decadencia.

Mariana dijo...

La interné me pescó y doy gracias por caer en estos lados...

Ramiro dijo...

je!
mirá que tamaño de pescada (dicho con todo respeto eh!)

al final fue un justo ganador.


carpe: usté tomemé las pastillas eh!

Carpe diem dijo...

Pasa que estaba tomando la medicación, pero líquida... y me olvidé la cuchara en un lugar (ahora no viene al caso referir esa historia). Debido a mis obsesiones, sólo la bebía con ESA cuchara. Todavía no me termino de acostumbrar a las pastillas. Pero estoy progresando.

separadas al nacer dijo...

Y, la interné te da felicidá, a veces...