jueves, 2 de noviembre de 2006

Un Cuento

Ayer escribí un cuento. Empezó como un post pero se alargó. Lo subí en word porque si lo pegó acá va a quedar muy largo.
Espero que se las arreglen para bajarlo. Si no pueden, chiflen.

El cuento se llama Sacacorchos.

Click acá
Agrego otra forma de leerlo, acá


5 comentarios:

Ary dijo...

eS uNA pENA, pero los sacacorchos son así, traicioneros...
yo tengo la cortaplumas suiza que nunca me falló y que sirve en las más variadas emergencias.

El Gurú dijo...

Venía pensando en algún comentario gracioso, pero como el cuento terminó triste (perdón por robarles el final a los que no lo leyeron) me da lástima molestarte.

¡Andá a cagar!

Mariposa}:{Mística dijo...

Los scacorhos, son un conflicto en mi casa.




porqué será?
ud q se doctoró en el tema no me podría evacuar las dudas?



beso

Mariana dijo...

Pobre sacacorchos. Debo confesar que nunca me llevé bien con ellos. Tal vez merecía terminar ahí. Es hora de modernizarse, ahora hay mucho mejores, de esos que no se oxidan con el paso del tiempo.
(Gracias por el envío vía coaxil del texto).
Salud!

Ramiro dijo...

Los sacacorchos son gente muy retorcida.