miércoles, 1 de noviembre de 2006

Paciencia

Sentado en una silla reclinable en el jardín. La temperatura es tan perfecta que no solamente me gustaría saberla en grados centígrados y anotarla como favorita sino que también firmaría para siempre un pacto con el diablo para que nunca más cambiase.
Corre una cantidad de viento justa. No me vuela y me deja fresco, tranquilo.
Pero nada es como en los filmes. Una mosca. La espanto haciendo el mínimo movimiento, tratando de no alterar mi paz. Un espanto: vuelve. Una y otra vez vuelve. Y me empiezo a poner nervioso. Pero no estoy dispuesto a renunciar. Trato de volver a respirar hondo y disfrutar de una de las pocas veces que puedo estar en armonía con (casi) todo lo que me rodea.
La mosca se posa en mi cara. Muevo la cabeza hacia un lado, lentamente para no violentarme pero lo suficientemente rápido como para asustarla. Y una vez más vuelve. Esta vez sobre mi frente.
Pienso: las moscas viven 18 horas en promedio, con una máxima de 22 horas y una mínima de 14. Si soy lo suficientemente paciente, va a morir y me dejará en paz. Y si es mi día de suerte, quizás tenga que esperar únicamente 14 horas.
Allá vamos.

10 comentarios:

Kaitos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kaitos dijo...

Hay especímenes que viven sólo para molestar al resto de la gente...

Lo admiro, capaz que yo hubiera desesperado y no hubiera podido descansar hasta verla sufrir y pedir piedad. Venir a interrumpir un momento de paz y tranquilidad de los que no abundan... díptero de demonio.

Aristobalo dijo...

No probaste atraparla con palitos chinos?

Psicodélica star dijo...

A eso le llamás día de suerte?

Mi máximo día de suerte fue tener posada a una mosca por 3 segundos, después cayó muerta. Resulta que ya había vivido 13 horas, 59 minutos, 57 segundos.

Eso es suerte!

Mariana dijo...

Para la hora de este comentario ya debe estar muerta!

Gasper dijo...

Quedé sorprendido con la info, no la sabía.
Las moscas viven un promedio de 18 horas.
Se les debe pasar la vida volando, no?

Carpe diem dijo...

A mí también me pasó e hice lo mismo, y después me encaiñé con la pobecita.

Lo que sufí cuando se muió... debí habela matado en una pimea instancia. Paadojas de la vida (y la muete).

Desdichada dijo...

yo la mato, y después me siento culpable

Mariposa}:{Mística dijo...

no probaste con un yogurth-?


mmmmm

Ramiro dijo...

me he quedado estupefacto con la cantidad de gente comentando.

sepan comprender.


gracias a todos por la paciencia.