lunes, 2 de abril de 2007

Sensación

Las publicidades suelen ser mentirosas como el olor de la garrapiñada; cuando uno se compra el famoso producto, se siente estafado porque no está a la altura de las promesas.

Pero con paciencia todo llega.

Después de años de comer Mentho Liptus (mis favoritas eran las de guinda o frutilla) finalmente tuve que ponerme a nadar para que, al salir, pudiese sentir la sensación esa de "Haaaalllllllsssss" en el cuerpo.

Gracias por las caries, señores pastilleros.

3 comentarios:

Chirli dijo...

Y si, lo que te traen las pastillas son caries.
Y mas después de comerlas por muchoooo tiempo.

Besos

Fodor Lobson dijo...

Su post me ha inspirado, Ramiro. Creo que tenemos derecho a reclamos. Ahí van los míos:

Señor Adams: me debe ud. una dentadura nueva
Señor Phillip Morris: idem pulmones
Señor Johnny Walker: idem higado

¿...? dijo...

¡Hey!!! ¿Johnny Walker no es marca de calzado?

Señor Armani: usted me debe un traje.