miércoles, 17 de octubre de 2007

Abecedarios

Hay inventos que durante mucho tiempo se mantuvieron iguales. La silla tuvo cuatro patas por décadas. Luego vinieron los modernos y le hicieron todo tipo de firuletes de metal por debajo, le pusieron rueditas, y hasta hicieron una silla con agujero para poner en el baño.
Pero hay algo que hace mucho tiempo que no cambia. Se esfuerzan en boludear con el tema ("que saco ésta, que saco aquella") pero la verdad es que el Abecedario hace mucho que está estancado.
Los desafío queridos lectores a que piensen en las letras existentes:

D: mordiendo levemente la punta de la lengua.
P: juntando los labios y empujando airecito de un golpe seco.
L: doblando la lengua hacia arriba para tocar el paladar y luego soltarla hacia abajo de golpe.
N: parecida a la L pero sin soltarla.
M: como la P pero sin soltarlo.

Podría seguir pero ya los estoy haciendo hacer muecas raras frente a la pantalla y si están solos, vaya y pase, pero si los compañeros de trabajo lo están mirando, pueden pensar mal.
Mi idea es que se imaginen con el poder de inventar una nueva letra. Un nuevo sonido que no exista y que se pueda enseñar de la manera en que describí antes las letras archiconocidas.
Ojo que tiene que ser algo que sirva de alguna manera, ¿no? Tampoco me digan "metete los pulgares en las muelas de juicio e intentá decir "Tururú" y te va a salir una letra divertidísima".
El propósito es ver si podemos hacer del idioma algo más rico.
Y cuidado, porque si es demasiado rico, seguro que engorda.

¡Suerte con esa!

6 comentarios:

Alejo Vivas Amadío dijo...

otro alfabeto es la solución

Pumpkins dijo...

yo el otro dia escuchaba a arjona ( si lo se, no podesss :p)
y en una cancion dice q quiere inventar una letra al abecedario, llamalo y piensen juntos :P

Ernesto Puesto dijo...

Tengo varias... El problema es como te digo como suenan y que "dibujito" les pongo.

Primero, empecemos por la nueva letra de sonido indefinido, pero políticamente correcta (o genéricamente inespecífica, para ser mas exactos): @ como en "l@s alumn@s".

GSH: o letra "G" pronunciada por el Pato Donald
RRR: que suena como la RR pero mas larrrrrga
AE: que ya existe en fonética
la ya famosa EMIE (R)
UO: como cuando digo que mi hija es "muuuuooy inteligente"
TS: como en "tsé...te parece?"
HS: o S aspirada en lugar de soplada, como en "y... ma'ho meno'" del acento del interior Bonaerense
ST: o esas "S" super sibilantes que la gente con grandes dentaduras suelen hacer (con un pequeño silbidito del aire que se escapa)
CLK: que suena como un Chasquido de la lengua
PT: o una "p" escupida que termina en "t"
POP: o el sonido de descorchar una botella, sacando un dedo rápidamente de adentro de la mejilla (si ya se no es muy práctica pero tampoco es tan dificil)
GL: o el sonido de tragar saliva fuertemente
B: un sonido conocido pero que se usa en grabaciones en lugar de la "P" para evitar el famoso "plopeo" del micrófono. Otra alternativa es tirar la "P" de coté.

Y me cansé

Lis dijo...

una vez intenté aprender alemán...sin comentarios...

Ramiro dijo...

No sé ustedes, pero yo pienso que lo de Ernesto es un trabajo para aplaudir ya no de pie sino ¡a los saltos!

gracias por la magia, don.

Carpe diem dijo...

¿Qué decir después de Ernesto? En fin, también tengo una pequeña lista, pero es más pava, por lo que propondré únicamente dos comodines para la escritura, en especial para los rioplatenses:
La SH (she): cuando no saben si escribir Y o LL. Ej: Estaba en la cashe y shovía tanto que esha gritó: rashos y centeshas.
La Þ (Þe media): cuando no se sabe si escribir be larga o ve corta. Ej: EstaÞa en la cashe y shoÞía tanto... qué Þoludez, ¿no?