jueves, 10 de abril de 2008

Conociendo a Ramiro

Alguien me dijo que escuchando el timbre del celular de una persona se puede aprender mucho sobre ella.
Especialmente si al ringtone le dice "timbre".

Pero como no me dejo amedrentar por esos jovenzuelos del ortex, les dejo una lección de cómo hay que hacer para que valga la pena que el maldito aparato suene.

Que lo disfruten.

6 comentarios:

Fodor Lobson dijo...

Uy, yo con la música y el cine de Kusturica tengo un problema, un poco gusta, un mucho cansa.
Toda esa onda gitanil es algo agobiante.

tornes dijo...

Prefiero "Para Elisa" porque no tiene malas palabras.

Libélula de acero dijo...

Bueno, pero asi la excusa de no lo escuché no la podes usar más.
Igual timbre, para ringtone, es mucho mas limdo.

iaiune dijo...

Interesante. Yo tengo la Marsellesa.

Mare dijo...

Está buenísimo!, lo sigo escuchando mientras escribo el comment.
Yo tengo un clasico "Ring", porque nunca le baje nada y los predeterminados que tiene son muy malos.
¿Que cara te pone la gente que no te conoce cuando te suena en un espacio público?

Ramiro dijo...

Fodor: es por eso que no me llaman mucho.

Tornes: probaste escuchar Para Elisa al revés?

libe: somos retro?

iaiune: y hay que pararse cuando suena.

Mare: todavía no me sonó en público. ya veremos. Por ahí se arma una bailanta yugoeslava a mi alrededor!