lunes, 7 de julio de 2008

Invitación a La Parca

Es que a veces uno es inconsciente y se sube a un colectivo.
Mientras desayunaba, saboreando mi difícil de conseguir dulce de carob importado, examinaba el envase.
Todas las mañanas la etiquetita fosforscente con el precio, carísimo, lastima mi apetito. Decidí dar cuenta de ella y fui por algún elemento punzante ya que mis uñas no fueron suficientes para dicha misión.
Casualmente -o no, ahora que lo pienso- mis dedos se toparon con el oxidado sacacorchos.
Rasqueteé el papelito hasta que logré sacarlo tirita por tirita. Pero en el rasqueteo algo más se fue con él (como esos villanos que sabiendo que están por morir, quieren llevarse con ellos a la mayor cantidad de buenos posibles y disparan hasta desde el piso y escupiendo sangre): quedo completamente ilegible la fecha de vencimiento. El repositor del super tuvo puntería ídem y pegó el precio con su pistola remarcadora loca justo sobre la fecha con el certificado de defunción a futuro del preciado dulce. Nunca tan preciado.
Ahora, ni se imaginen que algo en este mundo impedirá que me termine ese pote hasta la última molécula. Lo más que estoy dispuesto a hacer, para quedar a mano con mi conciencia, es acelerar un poco el consumo del manjar, como para no retrasar demasiado la demora -si es que la hay- y no comer muuuchos días el producto vencido.
Es por eso que quién quiera, está invtado hoy a comer canelones de Carob, con sopa de Carob. De postre hay canapés de Carob.
Buen provecho, y al que no le gusta, ¡que siga derecho!

4 comentarios:

Capitana del Espacio dijo...

Jajajajaj genial!!
Yo tamb me lo comería igual.
Flan de carob!!

Beso

Fodor Lobson dijo...

Tanta alharaca por un dulce de algarroba???

(me hago el superado porque en las iberias es bastante comunardo)

Ernesto Puesto dijo...

El Carob es algarroba? ¡¡¡¡En cualquier caso, acepto la invitación!!!! ¿Por donde debo pasar? ¡¡¡Yo llevo el hambre, o cosas que nos lo den!!!

;-)

tornes dijo...

Un dulce semejante no debe ser baratob.