miércoles, 21 de octubre de 2009

Historia del Blog y un Clasificado

Bueno, ya ha corrido mucha agua, casi toda contaminada, debajo del puente.

En 2003 cuando los blogs empezaron a nacer (sí, ya se que vos conocías un blog en 2001, pero sabés a qué me refiero) no cualquier boludo tenía un blog. Solamente algunos boludos teníamos. Yo llegué al blog -lo he contado más de una vez, pero ustedes saben que como dice la Chiqui Legrand, el público se renueva- debido a que en mi anterior laburo bloquearon el Audiogalaxy y el Napster y me empezó a quedar tiempo libre.

Entonces Pastor me hizo entrar a Mandiyu y ahí todo cambió.

Escribía sin acentos ni eñes. Era un barrio formado por varios blogs con sus comentadores casi estables que no todos tenían blog. Era así. Y uno entraba a su propio blog y usaba la sección de links para visitar los blogs de los que era lector habitual. Y en ellos todos los días (casi en todos) había un post nuevo.
Blogger no tenía comentarios propios y había que instalar Haloscan y demás peripecias que para el que no sabía una mierda de HTML a veces se complicaba. Pero a eso le tengo que agradecer que aprendí bastante y hasta he hecho páginas o sitios enteros a puro martillo y cincel.

Hasta acá todo muy lindo. Y de repente llegó Bloglines. Hoy Google reader y demás lectores de RSS. Es que rompía las bolas entrar a blogs que no se actualizaban porque a algunos de los boludos se les acababan las boludeces para decir y no actualizaban. Y para esa altura ya eran veinte blogs o más los que uno visitaba (y veinte los que uno escribía, en mi caso). Entonces eso salvó las papas y uno al toque se enteraba cuando había un post nuevo.

Pero claro, no todo es gratis en este mundo: si leñes en un reader, el template no se ve (como decía la Negra Vernaci: la radio no se ve). Y uno se puede pasar un domingo entero tratando de agregar esa linea de espacio entre el título y el post porque molesta que estén tan pegados, pero a nadie le importa porque en el reader no se ve nada y todos los gatos son pardos. Ah no. Eso no!

Por épocas, yo anulé el RSS update de mi blog. El que quiere celeste, que le cueste. Pero bueno, así fui perdiendo a mis lectores más vagos. Y quizás está bien. Selección de verdaderos fans.
Claro que si el post es una invitación al comentario, uno puede apretár ahí y llegar al post en cuestión for real y comentar. Y encima te avisan al mail si alguien comentó en el mismo post para volver a seguirla. Nada de apretar F5 como hacían los trolls en esa época para seguirla infinitamente y hacer estallar el contador de visitas.

Ah, claro, y tampoco se podían subir fotos y había que sacar cuentas en Yahoo francia(?) y subirlas ahí y linkearlas. Un bardo! No saben el laburo enorme que era postear una vez al día (mínimo!) en esa época.

Volviendo al reader: hoy en día que el tagboard ya no atrae a nadie (ver las pruebas en ABC, a la izquierda de su pantalla) se me ocurrió reflotar una idea que fue bastante exitosa en los tiempos de Alrepedo: el columnista.

En el costado, donde está el mudo tagboard modernoso de blogger, irá una columna escrita por invitados que se animen, voluntaria y desinteresadamente y durará... digamos... 10 días o 14 a lo sumo. O más bien... dura lo que dura dura. :)

En los viejos tiempos uno podía ponerle un comentario propio a esa columna pero hoy no sé si podría. O podemos dejar ese tagboard para que sea el lugar en el que comentar la columna. Tampoco es cuestión de dejar al pobre colaborador de garpe, ¿no?

Bueno, entonces ya saben: a los que se animen a escribir lo que quieran, sobre lo que sea, de la extensión que sea, me lo mandan por mail y allí estaremos. Vale putear.

(ah, y qué tenía que ver todo esto con la historia del blog? que los que leen por reader van a tener que tomarse el bondi hasta acá para ver si hay columnista nuevo porque eso no sale en el RSS feed, je!)

Nos estamos leyendo, copensé.
saludos
josi

4 comentarios:

Rstp dijo...

los blogs murieron, enterate.

y no todos los blogs tenian haloscan, YACCS eran los mejores comentarios pero los cerro el dueño.

Rstp dijo...

"Escribía sin acentos ni eñes. "

Orgullosamente sigo escribiendo asi. EDP poner acentos.

tornes dijo...

Era la época de la nube pedorra de cybernegocios. Te perdiste de vender tu copyright a una multinacional por algunos millones.

Nico dijo...

Como representante de los lectores vagos vengo a transmitir el siguiente mensaje: aguante el rss.