jueves, 5 de noviembre de 2009

Adrenalina en el Semáforo

Te voy a proponer un jueguito. Pero es para vos solamente si sos bien guapo/a.
Tenés que estar manejando descalzo. Sin medias ni nada. Descalzo.
Tenés un par de crocs ahí al costadito. Donde debería estar el embrague pero que no está porque el auto es automático. Si tu auto es manual, cagaste, no podés jugar. Sori gordi.
Llegás a un semáforo y frenás detrás de un auto cualquiera. No vale hacer trampa, como en todo juego (¿hay algún juego en el que vale hacer trampa? ¿entonces para qué lo aclaramos?).
Entre tu auto y el de adelante hay una distancia reglamentaria de un par de metros. 1, 2. No más.
El juego consiste en que, dejando la palanca en D (drive!), tengas que soltar el freno para ponerte la croc sin ayuda de las manos, y volver a presionar el freno con la croc ya puesta, sin haber chocado al auto de adelante. Si lo lográs, te anotás un punto. Si no lo lográs, le das la dirección de mi blog al dueño del auto de adelante. Yo le explico.
¿Te copás?

5 comentarios:

Cynthia y Miguel dijo...

lo que??

Fodor Lobson dijo...

I H8 Crocs

Josi dijo...

Fodor, es crocs o havaianas.
Decídase. Es como Jorgitos o Havanas. Una cuestión de principios.

tornes dijo...

Perdón si ofendo la idiosincrasia israelí, pero pocos calzados hay más antiestéticos que las crocs.

Rstp dijo...

eso se llama croc? en mi barrio le decimos puaaaaaaaaaaaj

mira si voy a chocar por hacer un juego boludo, no sr.

bah primero ponerme ESO, no no pibe no