viernes, 27 de octubre de 2006

Misterios

Ya sé que no tiene mucho sentido preguntárselo. Nadie va a cambiar sus hábitos por un post en un blog en el palo en el balde en el fondo de la mar.
Pero igual me cabe la duda.
Debido a que casi todos duermen con la boca cerrada (o se la cierran a codazos para que no ronquen), se junta un olor fétido a pesar de haberse lavado los dientes como última acción antes de acostarnos.
Entonces muchas personas se lavan los dientes como primera acción del día.
Y los dientes, justamente mientras dormimos, no masticaron nada.
Lo que habría que lavarse es la campanita. O la lengua.
Pero no, porque da arcadas. Entonces negociamos y nos lavamos los dientes.
Somos unos hipócritas transeros.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

no... no todos somos hipócritas (bueno sí) pero no por el tema de los dientes y su higiene.
De algún lado saque esa loca ideota (calculo que es una practica medio yoguica o Hindú) la cuestión de limpiar mi lengua todas las mañanas, muñida de una cucharilla de postre raspo y raspo mi lengua...(Me hago cargo de lo q' pude haber hecho la noche anterior) y así se instaura el habito... En serio el olor es producto de q' el cuerpo durante la noche se desintoxica y elimina lo q' esta sobrando... en el caso de la lengua una materia blancusca y fetida.
¿Demasiada información?
Saludos la Prima

Ary dijo...

Buches con lavandina y listo.

Carpe diem dijo...

Lo mejor es dormir sin boca.

Ramiro dijo...

(la Prima de quién?)

Ary y Carpe: ¿compiten para ver quién es más extreme?

Paxzu dijo...

es que el olor fétido no proviene de la lengua, el paladar o la campanilla, sino más bien de un lugar más profundo, el estómago.

Estoy convencida!
(Los dientes mientras más viejos son mas olorosos?
No tengo caries y creo que es mejor que no hable ni bien me lervanto, sin la acción purificadora del cepillo y la pasta de dientreess.)