jueves, 26 de octubre de 2006

Sincerémonos

Si la naturaleza fuese tan sabia como dicen, los choclos vendrían con dos escarbadientes en las puntas.

5 comentarios:

Desdichada dijo...

lo esencial es invisible a los ojos, eso es lo que pasa

Pablo dijo...

Buenísma, Ramiro. Este enunciado podría ser:

a) Una refutación de la teoría del "Diseño inteligente", o

b) una prueba de que los escarbadientes son una invención del demonio.

Ernesto Puesto dijo...

Hay quienes sostienen la teoría del "Diseño Caprichoso", y que el diseñador en realidad tiene como 3 años.

Otros, sostienen que el diseño no incluía cocinar los choclos. Y, en ese caso, ya vienen envueltos

Mariana dijo...

Me hiciste acordar a unas vacaciones en Miramar, comíamos choclos en la playa con un poquito de manteca encima, los que los vendían sí que eran inteligentes porque te los daban
con los palillos en la punta.

Ramiro dijo...

Yo creo que la de Ernesto es la verdadera.

Entonces ¿quién y para qué inventó los escarbadientes? Será como dice pablo pues...