miércoles, 13 de mayo de 2009

Tiempo Libre


Con mi extraordinario poder de observación he descubierto que la gente, cuando tiene que hacer tiempo, ya sea en un bar, parados en una esquina, en un colectivo o inclusive en el baño, en lugar de dibujar en una servilleta, o escribir en una libretita, o cantar, o silbar, o tocarse un (*inserte aquí la parte del cuerpo que suele tocarse cuando se aburre), lo que hace es apretar infinitos botones en su teléfon celular. Exploran menúes que nunca habían tocado ni saben para qué sirven (ni lo saben luego de tocarlos) como si allí fuesen a encontrar la salvación, o cuanto menos un poco de diversión.

Nos vamos poniendo tecnos. Y un poco pelotudos.

4 comentarios:

Fodor Lobson dijo...

Confieso!!!!
yo hago eso del celular pero no navego al tún tún, juego al tetris
=P

tornes dijo...

No soy de esos (en realidad, me da vergüenza mostrar mi celular con más de tres años de antigüedad).

gerund dijo...

Yo también lo noté. Y en realidad, me di cuenta de que a mí me pasaba esto: soy adicta a la hora, no llevo reloj, y siempre la reviso en el celu. Y en un momento revisar la hora iba de la mano con abrir el celu, y abrir el celu singnificaba dar una vuelta por las aplicaciones, en realidad para matar el tiempo haciendo nada, pero que no se note.

Cuando me di cuenta de que hacía eso, dejé de hacerlo. Y empecé a notar que todo el mundo lo hacía (no sé si eso, pero sí se que boludean el celular en cuanto tienen miunto libre...).

Ramiro dijo...

poniendo debería escribirse "poñendo"

no tiene nada que ver pero me salió al leer el post de nuevo. Y como no tenía el celular a mano para juguetear, me puse a pensar y eso es lo que salió.

¿habrá valido la pena?